English Version Site Map
Universidad de Concepción Gobierno Regional
“Etanol, otra oportunidad de crecimiento en el sector forestal"

Entrevistado para el Boletín Forestal de CORMA el director del Centro de Biotecnología de la Universidad de Concepción, Dr. Jaime Rodríguez, habla de este proyecto y las perspectivas que se abren para el sector forestal tras esta opción.




En mayo se publicó la norma que autoriza la comercialización de biocombustibles mezclados con gasolina o diesel. En paralelo, el gobierno anunció la creación de un consorcio tecnológico para desarrollar etanol en base a residuos forestales. Con esto se ratificó la opción de Chile por el desarrollo de biocombustibles de segunda generación, es decir, aquellos que no emplean productos alimenticios en su elaboración, y no interferir así en plan Chile Potencia Alimentaria.

Es así como la producción de biocombustibles puede representar una gran oportunidad para pequeños y medianos propietarios forestales, al crearse una nueva demanda por masa forestal.

En el ámbito local, Ciencias Forestales de la Universidad de Concepción desarrolla investigaciones para el cultivo de plantaciones que aporten al desarrollo tanto de biocombustibles, como de generación eléctrica por biomasa forestal.

El director del Centro de Biotecnología de la Universidad de Concepción, Jaime Rodríguez, habla de este proyecto y las perspectivas que se abren para el sector forestal tras esta opción.

- ¿Cuáles son las perspectivas para desarrollar proyectos en esta materia, luego del anuncio gubernamental de privilegiar la generación de biocombustible a partir de residuos forestales?

- El anuncio de este de mensaje presidencial del 21 de mayo, es un avance de lo que ya había enunciado el año pasado en esa misma oportunidad, en que se anunció la creación de un consorcio para el desarrollo de biocombustibles que no compitiera con los recursos alimentarios. Ahora específico más; que se necesitaba un consorcio para desarrollar etanol, porque la biomasa forestal se puede usar en diferentes formas de bioenergía. En el intertanto, Corfo había llamado a un concurso en biocombustibles de lignocelulósicos.
Esto es, madera y residuos forestales.

Recientemente nosotros entregamos nuestra propuesta, entre la Universidad de Concepción, la Universidad Católica de Valparaíso y las empresas más grandes del rubro en Chile, como Bosques Arauco, CMPC Celulosa y Masisa. Estamos generando un consorcio para generar las capacidades de investigación, para hacer viable la producción de biocombustible en Chile.

- ¿Por qué no lo generamos con productos agrícolas?

- Porque Chile tiene otro gran desafío, ser potencia alimentaria. Entonces no son compatibles ambas cosas, por lo que tenemos que recurrir a nuestros bosques donde tenemos una gran experiencia. La Región del Biobío está llamada a ser la que lidere este camino. La región debe entender que no basta el consorcio al que llamó la Presidenta para hacer posible este cambio en la economía regional, que traerá más empleos y dinamismo, porque ya no tendremos que esperar 20 años para cosechar las plantaciones forestales.

Va a aumentar la demanda por madera y en la región tenemos suelos degradados que van a ser incorporados con todos los beneficios ambientales. Tenemos que seguir forestando y seguir incentivando el mejoramiento a través de mayor productividad por sitio, utilizando la silvicultura de precisión y la genética. Como región, tenemos que tomar el tema de los biocombustibles y llevarlo hasta el final.

- ¿Cuáles son las ventajas del etanol por sobre otros biocombustibles?

- Chile depende en 98% de la importación de petróleo, entonces hay una necesidad por combustibles líquidos. El etanol puede ser agregado a la gasolina sin ninguna modificación, en todos los vehículos que hay en Chile, hasta un 5%. En los vehículos más modernos, un 10%, y con pequeñas modificaciones en el carburador hasta un 20%. Su ventaja es completamente compatible con los vehículos que hay. Además tiene ventajas ambientales; es un combustible oxigenado, por lo tanto, la combustión se realiza con menos emanaciones tóxicas.

- ¿Existen actualmente las capacidades técnicas y profesionales para afrontar esta demanda?

- Llevamos trabajando en el tema de biocombustibles de lignocelulósicos, especialmente madera, ya diez años. Por supuesto que para transformar la economía regional y la matriz energética necesitamos mucho más.

- ¿Eso implica también un desafío para las empresas forestales?

- Es un desafío para las empresas forestales, pero es interesante que ellas, con el precio actual que tiene la celulosa hayan mostrado un interés tan grande por el futuro del país aportando al desarrollo de los biocombustibles.

En el futuro, podemos estar confiados que habrá empresas que plantarán árboles para que nosotros podamos mover nuestros vehículos, en un horizonte que se ve tan lejano si los precios del petróleo siguen subiendo. El gobierno también ha hecho su parte; ya autorizó adicionar biocombustibles a los combustibles tradicionales en un 5%, y también estableció que los biocombustibles no estarán afectos al impuesto específico. Con eso surge la oportunidad de un gran negocio, ésas eran las normas que se estaban esperando.
 



Barrio Universitario s/n, Edificio Centro de Biotecnología
Fono: +56 (41) 2203850, Fax: +56 (41) 2207310, E-mail: cbudec@udec.cl